Reseñas de Cine X

9 08 2011

Hola a todos!

Cómo se pasa el verano…Tanto si te aburres como si no, el verano pasa…Ayss. Bueno, aquí os dejo otra tanda de reseñas, de titulos actuales y clásicos de diferentes géneros. Estoy trabajando en otras tandas de reseñas, desde aquí os doy un adelanto de tres de ellas: Una sobre los títulos fílmicos de una famosa saga de cómic americano. Otra, sobre algunas de las mejores películas de animación del estudio japonés Ghibli. Y una más actual, sobre los títulos que han desfilado recientemente por las salas de cine. Aquí os dejo con alguns títulos 😉

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Parte II (2011) –  Fantástico. Aventuras. Drama.

Director: David Yates. Reparto: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Alan Rickman, Ralph Fiennes, Helena Bonham Carter, Michael Gambon, John Hurt, Julie Walters, Maggie Smith […]
¿De qué va? El final ha llegado. Harry, Hermione y Ron deberán encontrar la forma de recuperar la espada de Gryffindor que les permitirá destruir los últimos horrocruxes que aún no han encontrado. Mientras tanto Lord Voldemort cada día está más cerca de apoderarse por completo de Hogwarts y de conseguir su objetivo: matar a Harry Potter. La única esperanza de Harry es encontrar los horrocruxes antes de que Voldemort lo encuentre a él. Mientras busca pistas, descubre una antigua y olvidada historia: la leyenda de las reliquias de la muerte. Y si esta resultara ser cierta podría dar al malvado Lord el poder definitivo que ansía. Poco puede imaginar Harry que su futuro está escrito desde que era niño, y ahora se ha de enfrentar a la misión para la que se ha estado preparando desde el día en que pisó Hogwarts por primera vez: la batalla final contra Voldemort.

Valoración: El pasado sábado tuve la ocasión de ver la última película de la saga de magos más conocida de la historia del cine, una entrega que pone fin a una larga trayectoria cinematográfica de nada más y nada menos que siete títulos en diez años, desde que allá en 2001 estrenase su primera película “La piedra filosofal” y la mecha quedase encendida… ¿Habrá hecho Boom? ¿Habrán valido las siete películas que han encandilado a millones de fans en todo el mundo? ¿Tendrá esta rentable saga el apoteosico y esperado final que se merece? La crítica del broche final de una saga de magia con la que todos hemos crecido, teniendo momentos de más y menos acercamientos. La reseña de una de las, quizás, más esperadas películas de la historia del cine a lo que taquilla se refiere.

Primero de todo, he de comenzar enlazando esta reseña con la de la primera parte: . Una reseña en la que la piedad desapareció y dio resultado a un aprobado ligero, corto para algunos y largo para otros: En primer lugar, criticaba bastante el hecho de tener que dividir una película en dos partes, y todo por ganar dinero en taquilla; queridos lectores, existen películas de más de tres y cuatro horas muy buenas, esta practica sólo consigue un clara escisión de cara al resultado final, es decir, la primera parte se hizo muy pesada mientras que la segunda rápida…¿No había posibilidad de consenso? Por otra parte, mientras que la primera hora de la primera parte de las reliquias de la muerte se hacía vertiginosa, prometedora, llena de adrenalina y magia, la segunda hora y parte final de la película se convertían en un ejercicio de profunda reflexión que invitaban a fatigarse en la butaca del cine, una hora y media final muy larga para desencadenar en nada. Una hora y media llena de un drama adolescente muy empalagoso e inoportuno a estas alturas. En conclusión, la primera parte de esta película convertía lo dramático en anecdótico, dada su pesadez, y desenlaza en un final totalmente inconcluso tras el cual estamos como al inicio de la película: Sin saber nada del final, sólo algunos detalles.

Tras esto, he de decir que la segunda parte es todo lo contrario a la primera. La película comienza de forma muy directa, por lo que debemos tener muy fresca la primera parte para no perdernos, desde el principio te mete de lleno. A la vez que directa, la película coge un ritmo muy rápido; los primeros minutos pasan a una velocidad normal, pero conforme avanza la película el ritmo va creciendo…El final se acerca. Y menudo final. La batalla en Howarts, la pena, la crueldad, la desesperación, la lucha y la magia están más presentes que nunca en esta entrega; nadie se lo habría imaginado. Eso si, mientras que la película coge unos tintes muy adultos, los actores y demás personajes edulcoran bastante la trama; dando a entender que, en todo momento, no dejan de ser adolescentes; uno de los puntos en contra. Los efectos especiales, la magia de la fotografía y el increíble sonido golpean más fuerte que nunca con esta entrega. Todo pasa muy rápido; podrían haber unido las dos partes…Hubiese quedado una película muy notable. No obstante, esa prisa ha sido la que ha llevado a esta entrega a no revelar o mostrar todo lo que significa el auténtico final de la saga…Muchos acontecimientos sumamente importantes pasan muy rápido, muchos secretos del libro quedan sin revelar y otros muchos detalles, dignos de un gran final, no aparecen. Esto hace que el final no deje ese sabor épico que prometía…El encontronazo final queda algo descafeinado comparado con otros de la saga y se resuelve muy rápido. Un final que da resultado pero que queda poco épico, muy light. En cuanto al epílogo final…Lo podrían haber hecho bastante mejor…Las caracterizaciones finales no quedan muy allá. No obstante, más allá de eso, la saga Harry Potter se resuelve de una forma rápida y correcta; no da lugar a todos los detalles pero pone un buen broche final que deja recuerdos, emociones y magia, mucha magia.

Lo mejor:

  • Lo trepidante de esta segunda parte, llena de acción, magia y espectacularidad.
  • Algunas situaciones en las que se resuelven puntos claves de la saga.
  • La emoción con la que se plantean algunos personajes.
  • Snape, sobran palabras. La profesora McGonagall en acción, un personaje que da mucho de sí en esta última parte. El trio de protagonistas que, pese a todo, cumplen con el final.
  • El final de una saga muy notable.

Lo peor:

  • Que su mayor virtud frente a la primera parte sea también su problema: La prisa de este film hace que muchos detalles y secretos originales queden sin revelar o estén poco trabajados.
  • El final, para los que hayan leído los libros, habrá quedado muy descafeinado; pero eso es algo que se viene dando en toda la saga.

Nota: 8

 

 

The Karate Kid (2010) –  Acción. Drama. Remake.

Director:Harald Zwart. Reparto: Jaden Smith, Jackie Chan, Taraji P. Henson, Wenwen Han, Rongguang Yu, Zhensu Wu, Zhiheng Wang, Jared Minns, Luke Carberry, Cameron Hillman […]

¿De qué va? Remake adaptado a la época contemporánea del clásico de los 80 “Karate Kid”. Sigue la historia de Dre, un joven skateboarder que se muda a China con su madre soltera por motivos de trabajo. Cuando un matón local empiece a molestarle, el joven encontrará un apoyo en Mr. Han, un hombre que se ofrece a enseñarle artes marciales para defenderse de sus agresores.

Valoración: Me encontraba yo, la otra noche, aburrido, haciendo zapping por los canales de cine de una televisión de pago cuando, de repente, me encuentro con este remake. Un remake que ha llevado a cabo correctamente su función entre el público más comercial, infantil y desinteresado. Una película que, por ello, ha servido bien a sus realizadores ya que, en primer lugar, ha funcionado como un reconfortante globo de oxígeno fresquito a su productora, mientras lanza la carrera del pequeño de los Smith a costa de una historia vista en los ochenta a la cual, pese a haberle cambiado algunas cosillas, añade poca sorpresa. Y todo ello, gracias a la inestimable y bienaventurada ayuda de uno de los mejores actores que pueda haber, Jackie Chan; sin duda, el mejor de la cinta. Jackie ha conseguido un personaje dramático, sabio y enigmático; el mejor actor para el papel de un hombre chimo decaído, que necesita levantarse, mientras enseña kung fu a un pequeño estadounidense, al cual las tortas le llueven, y necesita defenderse en la vida. Un pequeño estadounidense llamado Dre que se muda con su madre a China por motivos de trabajo. Tanto Dre (Jayden Smith), como su madre, descubrirán lo duro que es adaptarse a una cultura tan diferente como es China, en su tradición, costumbres e idioma, mientras intentan llevar a cabo sus vidas. Una vida nueva que nada gusta al joven americano puesto que, los pequeños chinos matones de la escuela le hacen la vida imposible porque va de guay. Más allá de estarle merecido o, más bien, que los pequeños kung fu mortales sean malos de verdad, Dre recurrirá al conserje borracho de su vivienda, Jackie Chan, el cual, además de cargar con un dramático pasado, sabe mucho de Kung Fu. Con ello, nuestro pequeño saltamontes se apuntará a un torneo de artes marciales donde se darán cita los mejores chinos kung fu mortales en un alarde de honor y con el fin de demostrar que, más allá de ser guay, como buen hijo del príncipe de Belair que es, sabe dar patadas. Con ello evitará que le sigan atormentando (ya ves tú) y aprenderá el más puro Kung Fu de la mano del mejor maestro que uno puede tener, Jackie Chan. Bien…Esa es la trama nueva del clásico atemporal-comercial que marcó a los jóvenes allá por los ochenta. Llegados a este punto, cabría especificar algunas diferencias: Mientras que la original respeta el título y se basa en Kárate, en un entorno estadounidense, con un maestro japonés de kárate, un chico americano que también recibe tortas en el instituto y con el puro ideal de las artes marciales como perfeccionamiento de uno mismo en un entorno puramente occidental donde lo oriental es extraño y único…En el remake es al revés: Un chico, el hijo del príncipe de Belair, tiene que mudarse con su madre a China, donde –según sus palabras- todo el mundo sabe Kung Fu y lo occidental es extraño y en donde, a su vez, en el cole habitan unos niños chinos mortales que le atormentarán hasta que éste no demuestre su hombría marcial en un torneo de Kung Fu entrenado bajo la tutela de Jackie Chan. Como podréis comprobar, mientras que ambos títulos guardan parecidos en algunos detalles… ¡Fallan en lo más básico! …¡Es Karate, no Kung Fu! Con esto, aprendemos la primera regla de los productores espabilados: “Utiliza el título de una vieja película taquillera y, mientras sigues algunos de sus detalles, cámbiala radicalmente a la vez que prometes que es un remake pero con cambios sumamente sustanciales, adaptados a la modernidad: Actores de moda, temas de moda, etc.” Podrían haberla llamado “Kung Fu Kid”, pero claro, sonaría muy estridente y todo el mundo hablaría de un plagio independiente…Cosa que, tras ver la película, puedes creerlo o no. Bueno, dejando a un lado las diferencias temporales entre lo original y lo nuevo, “The Karate Kid” revitaliza una vieja producción taquillera con aspectos y temática moderna mezclados con la pura esencia de la China más profunda y oriental a la vez que, un dramático Jackie Chan –actorazo como pocos- salva la cinta de un resultado muy infantil. El pequeño Smith hace una buena interpretación, pero su rol como actor, a parte de la película, está muy marcado por la sombra de sus padres y todo lo que ello conlleva. Con respecto a la original, mientras que la primera fue más impactante y original, este remake pierde parte de esa espectacularidad y se vuelve sumamente tópico y predecible. Las escenas de acción están bien ejecutadas y la peli aporta cierta filosofía que a más de un niño le vendrá bien, pero el resultado, más allá de ser entretenido y contar con una buena interpretación de Chan, no se salva de ser algo infantil.

Lo mejor:

  • Jackie Chan, salva la el resultado final del film, en gran medida.
  • Algunos cambios con respecto a la original que encajan bien en la nueva trama.
  • Pese a que pierde mucho con respecto a la original, se vuelve entretenida y hace que los personajes te resulten cercanos.

Lo peor:

  • Algunos otros cambios, con respecto a la original, que desentonan mucho en la nueva trama.
  • Que pierda mucha origininalidad, espectacularidad y parte de las sorpresas que el planteamiento del film puede suponer.
  • Que hayan reconvertido la idea en algo puramente infantil. Sobre todo con el tema musical de los títulos de crédito, con el Justin Bieber ese… Jayden…Vale que seáis amigos pero, eres el hijo del príncipe de Belair… ¡No me digas que no tienes genes guays! D= Tu padre fue un ídolo juvenil, adorado por todo tipo de público…A diferencia de ese crío amigo tuyo que va de cantante.


Nota: 6

 

 

 


 

 

 

Yo, Robot (2004) –  Ciencia ficción. Thriller. Robots.

Director:Alex Proyas. Reparto: Will Smith, Bridget Moynahan, Bruce Greenwood, Chi McBride, Alan Tudyk, James Cromwell, Jerry Wasserman, Shia LaBeouf […]

¿De qué va?Chicago, año 2035. Vivimos en completa armonía con robots inteligentes. Cocinan para nosotros, conducen nuestros aviones, cuidan de nuestros hijos y confiamos plenamente en ellos debido a que se rigen por las Tres Leyes de la Robótica que nos protegen de cualquier daño. Inesperadamente un robot se ve implicado en el crimen de un brillante científico y el detective Del Spooner (Will Smith) queda a cargo de la investigación.

Valoración: Este título era uno de mis films pendientes, de hace mucho. Debido a las inconveniencias del tiempo y a una incierta predilección por verla o no, Yo Robot era una de esas pequeñas espinitas que, no duelen, pero están presentes. Quizás no me hubiese lanzado a verla antes por un incierto resultado final, o en otras palabras, que me gustase o no; pero como el verano da para mucho y por fin encontré tiempo para aburrirme me dispuse a verla. El resultado, más allá de lo esperado, ha sobrepasado mis expectativas, siendo una película muy buena. La primera duda que te asalta, si te basas en antecedentes o experiencias, es sobre si Will Smith, actor de comedia y pelis varias con fuerte carácter comercial, será capaz de llevar a cabo el papel principal de un interesante thriller de ciencia ficción. En las primeras escenas, para que será lo de siempre, otra película con fin comercial que, pese a tener un buen planteamiento parece que su mensaje residirá más en lo técnico que en lo profundo. No obstante, la enigmática interpretación de Smith y el duelo interno de su personaje hacia los robots, en una sociedad fuertemente tecnológica y robotizada, hace que esa primera duda de película con fin comercial y actor usado para tal film desaparezca. Si algo está claro sobre Will Smith es que es un gran actor, un actor camaleónico capaz de ingerir cualquier papel: Desde el más cómico en series como el príncipe de Belair, hasta el más comercial, pasando por papeles sentimentales y dramáticos, como Soy Leyenda, En busca de la felicidad, Siete almas, etc. En los papeles cómicos, Smith lo clava, ha nacido casi para ello. En los papeles comerciales, donde el refrito abunda, Smith queda algo arrastrado por las incapacidades argumentales de estas feas quimeras cinematográficas infladas por el dinero a fin de conseguir buena taquilla, huir de películas como Wild Wild West, Independence Day y parecidas. Por último, este señor alcanza la cima en producciones imaginativas y ficcionarias como Soy Leyenda y Hombres de negro o en películas sentimentales cargadas de drama como En búsqueda de la felicidad o Siete almas. En Yo Robot no es menos, y Will Smith demuestra encajar perfectamente en el papel y en la situación. Una trama interesantísima, de lo mejor de la ciencia ficción. En una sociedad futura, avanzada y sumamente dependiente de la tecnología robótica a través de máquinas presuntamente fiables y robots sin sentimientos, dispuestos a llevar a cabo todo lo que se les ordenen, uno de ellos conseguirá comprender el complejo psique sentimental humano y dejará de ser uno más del rebaño para encabezar toda una revolución tecnológica. Entre todo ello se encuentra el comisario Del Spooner, un hombre reacio a los robots, de los cuales desconfía en su más profundo ser a cambio de ser mirado como un loco por los demás, absorbidos por la idea de perfección bajo todo ese entramado de metal y cable, que suponen los robots. Este detective será el único capaz de comprender la situación en una sociedad ignorante ante el cambio definitivo, un cambió que supondrá un antes y un después en la futura raza humana y cuyo curso está en manos de dos seres completamente distintos, él y una máquina capaz de comprender el sentimiento humano. Esta trama, inspirada en el libro original “Yo Robot” escrito por uno los padres de la ciencia ficción literaria, Isaac Asimov, resulta de lo más intrigante y prometedora. La película mantiene un climax a lo largo de su desarrollo que nos atrapa de principio a fín. El film cuenta con algunas escenas de más o menos interés, pasando por algunas totalmente buenas y otras algo innecesarias; pero la película nunca pierde comba y nos ofrece un ritmo interesante. Un ritmo marcado por los sustos, el suspense y algunas que otras sorpresas y giros en la trama que nos ayudarán a comprender mejor la situación. Los giros argumentales son los principales motores de la cinta, causantes del éxito final que esta pueda adquirir conforme afronta sus últimas escenas. Y es que, Yo Robot se mueve a través de sorpresas que nos dejarán perplejos, ya que nada es lo que parece y el resultado, más allá de ser predecible, nos resulta totalmente incierto dada la filosofía impuesta por los distintos roles del film. La acción y los efectos especiales, aunque a veces rutinaria, se encargan de dar ese toque de adrenalina necesario en una trama tan compleja y entrelazada. Con todo ello, tenemos un interesante thriller de ciencia ficción que nos sorprenderá con sus constantes giros argumentales, a la vez que nos deja ciertas e imaginativas cuestiones sobre el futuro del ser humano y la frecuente revolución tecnológica en la que éste se ve envuelto. Puede que no resulte ser todo lo determinante o épica que su argumento promete, pero sí que resulta una agradable evasión hacia un futuro imaginativo y nada incierto. Un notable thriller de ciencia ficción que funciona, siendo de lo más característico de su género.

Lo mejor:

  • El planteamiento original y el constante desarrollo de la trama, que se mueve a base de giros y sorpresas argumentales.
  • El rol de algunos personajes, desde el humano más desconfiado hasta la máquina más comprensible.

Lo peor:

  • Puede que la contextualización en cuanto a efectos y acción sea algo tópica o que, más allá de eso, no confluya con todas las ideas futuristas posibles.


Nota: 7.75

 

 

El quinto elemento (1997) –  Ciencia ficción. Acción. Cyberpunk.

Director: Luc Besson . Reparto: Bruce Willis, Gary Oldman, Milla Jovovich, Luke Perry, Ian Holm, Chris Tucker, Brion James, Maïwenn Le Besco[…]

¿De qué va?Chicago, año 2035. Vivimos en completa armonía con robots inteligentes. Cocinan para nosotros, conducen nuestros aviones, cuidan de nuestros hijos y confiamos plenamente en ellos debido a que se rigen por las Tres Leyes de la Robótica que nos protegen de cualquier daño. Inesperadamente un robot se ve implicado en el crimen de un brillante científico y el detective Del Spooner (Will Smith) queda a cargo de la investigación.

Valoración: Siguiendo en mi línea de clara predilección por todo lo contextualizado en un futuro ciberpunk, con todo lo que ello conlleva, fui a por otra de mis películas pendientes. Esta vez le tocó el turno a “El Quinto Elemento”, película con la que me habría cruzado alguna que otra vez desde mi niñez y que siempre me llamó la atención, ya fuera por su extravagante y muy imaginativo contexto, vestuario, entorno o simplemente, a día de hoy, desenfadada, imaginativa y frenética idea de un futuro extravagante arraigado en las más claras costumbres de la sociedad de siempre. En ese sentido, “El Quinto Elemento” es todo un caramelo para todas aquellas mentes inquietas que gusten soñar con futuros tan surrealistas como ciertos o, en otras palabras, tan reales como inverosímiles. La trama, es bastante original, sigue la linea de alguna que otra historia de civilizaciones futuras, ancestrales, perdidas y la existencia de un tipo de energía que cambiará el rumbo de la vida universal cada cierto tiempo. Ese tiempo, ese momento, es ahora; y un grupo de personajes tan entrelazados como dispares se verán metidos en toda una epopeya que les llevará a la salvación o a la destrucción de todo lo que conocen. La apuesta de los personajes, con un excelente reparto que va desde Bruce Willis hasta Gary Oldman, pasando por Milla Jovovich, Chris Tucker e Ian Holm entre otros, es un gran acierto; la historia cuenta con todo tipo de personajes: los que se ven envueltos en su deber con la leyenda, los que casualmente se ven involucrados en la odisea y aquellos que la persiguen por fines egoístas o puramente maliciosos. Todo esto se debe gracias a la imaginación de su director, el francés Luc Besson, que no solo consigue un éxito con su original e imaginativa trama, sino que hace todo tipo de maravillas con su dirección técnica y su apuesta por las escenas, la fotografía y los distintos planos visuales que estas albergan. Es curioso ver como la sensacional dirección del francés va hilando las diferentes escenas de la película con simples detalles o palabras de los distintos personajes lo cual nos mete, aún más si cabe, en la esencia de la trama. Otra de los puntos fuertes de la película es su sensacional sonido, dando un significado totalmente propio y especial a la cinta. “El quinto elemento” cuenta con un sonido tan imaginativo como su propia escenografía, una delicia. Otro punto curioso es el hecho de que, a lo largo de la película, podamos ver algunos de los iconos comerciales de la sociedad actual en un futuro lejano, algo que nos acerca aún más a la trama, aunque ésta esté ubicada miles de años por delante. En conclusión, “El quinto elemento” es una de las mejores películas de su género. Un film de estilo cyberpunk rebosante de imaginación y de una ambientación excelente. Recomendada para todo aficionado al cine, obligada para todo amante de lo futurista.

Lo mejor:

  • La originalidad de su ambientación y su apuesta por el sonido.
  • La trama, y el compromiso que los personajes adquieren con ella.
  • Lo bien hilado que está todo dentro del film: Los momentos, las escenas, los personajes…El quinto elemento es un reloj futurista de precisión exacta, donde todo encaja. 
  • La dirección e imaginación del director; así como la interpretación de los actores del reparto, entre los que se encuentra algunos de los mejores de Hollywood.
  • Que lo curioso y divertido esté presente presente en todo momento; arrancándonos alguna que otra sonrisa.

Lo peor:

  • Puede que este tipo de futuro tan idealizado e imaginativo no guste a todo el público.


Nota: 8

 


Lo mejor de Ruby Rhod (Chris Tucker), la estrella radiofónica de la película:

Un saludo! 😉





Reseñas de Cine II

23 11 2010

Hola a todos!

Os traigo unas nuevas reseñas de películas que acabo de ver recientemente. Me gustaría haber incluido más peliculas para valorar, pero me reservo unas cuantas para futuras reseñas y maratones críticos xDD

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 1(2010) –Fantástico, Aventuras, Drama, Magia.
Director: David Yates. Reparto: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Alan Rickman, Helena Bonham Carter […]

¿De qué va? Primera parte de la adaptación al cine del último libro de la saga Harry Potter, “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte”. La historia continúa desde el punto en el que terminó “El príncipe mestizo”: Una tarea casi imposible cae sobre los hombros de Harry: deberá encontrar y destruir los horrocruxes restantes para dar fin al reinado de Lord Voldemort. En el episodio final de la saga, el hechicero de 17 años parte junto con sus amigos Hermione Granger y Ron Weasley en un peligroso viaje por Inglaterra para encontrar los objetos que contienen los fragmentos del alma del Señor Tenebroso, los cuales garantizan su longevidad. Pero el camino no será fácil pues el lado oscuro adquiere más poder con cada minuto que pasa y las lealtades serán puestas a prueba. Harry deberá usar todos los conocimientos que gracias a Dumbledore ha adquirido sobre su enemigo para poder encontrar la forma de sobrevivir a esta última aventura.

Valoración: El pasado sábado tuve la oportunidad de asistir al cine y ver la recién estrenada nueva entrega de las aventuras de Harry Potter. El comienzo del esperadísimo final, comienzo porque claro, la película está dividida en dos partes que se estrenan en años diferentes, lo cual es toda una patada directa a los seguidores de la saga y a todas aquellas personas que, de forma indiferente, asistimos al cine y pagamos la entrada para ver dos horas y media de una película inconclusa. Sobra decir que, además de intentar hacer un final digno, los productores buscan cosechar, ante todo, una inmensa cantidad de dinero que supondrá una película de Harry Potter y todo sus productos derivados en campaña navideña y otra, más llamativa aún, en primavera. Me parece una jugada descarada, intentando exprimir al máximo la saga.
En cuanto a la película, la primera hora de metraje resulta muy prometedora, tiene un ritmo ligero y adecuado, uno de los inicios más mágicos, espectaculares y llenos de adrenalina de toda la saga. Durante la primera hora, introducen una gran cantidad de personajes y situaciones con desenlace propio que hacen que aumentan las ganas de seguir viendo la película. Más tarde, nos encontramos con media hora de transición en la que, tras darte más información sobre los horrocruxes y explicarte que son las reliquias de la muerte, la película se vuelve muy lenta. La última hora de película es tremendamente lenta y espesa, esta parte del film dice adiós a las varitas, a la variedad de personajes, a las situaciones espectaculares y a la magia y se convierte en una especie de dramón adolescente en la que, durante una larga hora de relleno indeseable, se centra en los tres protagonistas (Harry, Hermione y Ron) y sus dudas y problemas internos al más puro estilo problemas de instituto; una hora que cuenta con poca progresión y nada importante sucede, solo vemos como este trío de personajes van pasando el rato. La recta final se vuelve tan pesada que, convierte lo dramático en anecdótico y desenlaza en un final totalmente inconcluso tras el cual vienen los créditos finales y piensas: ¿Qué acabo de ver?  Y te respondes: Está claro, acabo de ver la última película de Harry Potter, PRIMERA PARTE. Y te quedas como entraste al cine: sin saber nada del esperado final, solo unos cuantos detalles.
Pese a ello, la primera hora de película deja satisfecho a cualquier espectador y entretiene bastante, manteniendo la esencia de la magia, la espectacularidad y lo que esta saga supone.

No cabe duda alguna de que, la segunda parte será muy espectacular y, por fin, todo se desvelará dando escenas y situaciones llenas de magia con la mejor esencia de la saga. No obstante, esta primera parte resulta ser algo decepcionante.

Lo mejor:

  • La primera hora del metraje.
  • Los efectos especiales, la espectacularidad y las escenas de acción a base de magia.
  • Conocer algunos detalles acerca del final.
  • ¿La humanidad de los personajes?


Lo peor:

  • La jugada de haber partido el final en dos partes y lo que eso supone.
  • La larga y desaprovechada última hora de la película.
  • Que la recta final del film no desvela ningún suceso crucial.
  • El final totalmente inconcluso y descarado de la primera parte, que no resuelve nada.

Nota: 6

 



Snatch. Cerdos y diamantes
(2000) – Thriller, Comedia negra, Crimen.
Director: Guy Ritchie. Reparto: Brad Pitt, Dennis Farina, Benicio del Toro, Vinnie Jones, Rade Serbedzija, Stephen Graham, Ewen Bremner, Jason Statham […]

¿De qué va? Franky Cuatro dedos, ladrón y traficante de diamantes, se dirige a Nueva York para entregar un enorme diamante a su jefe. Pero antes hace escala en Londres, donde se dispone a dejar algunas gemas más pequeñas en el mercado de joyas de Hatton Gardens. Por el camino se le ocurre apostar en un combate ilegal de boxeo, sin darse cuanta de que el promotor le ha vendido y que existe un plan para atracarle. Cuando su jefe se entera contrata a Tony para encontrar a Franky y el diamante. La búsqueda se convertirá en un juego de locos donde el engaño, el chantaje y el fraude se mezclan caóticamente con perros, diamantes y boxeadores.

Valoración: Ante todo, lo más destacable de Snatch. Cerdos y diamantes es su ritmo trepidante y unas situaciones totalmente enlazadas y coordinadas que, además de enseñarnos el lado más real y crudo del mundo mafioso y corrupto, nos arranca alguna que otra carcajada con buenas dosis de humor negro. Durante todo el metraje seguimos de cerca varias historias paralelas que de vez en cuando se entrecruzan, todas ellas detrás de un mismo objetivo: un enorme diamante. Por él no se ahorrará en sangre, disparos y humor, con puntos de muy mala leche. Lo mejor de la película, además de lo comentado anteriormente, es la originalidad y perfección con la que se entrelazan todas las situaciones que viven los distintos personajes en pos de un objetivo común. Muestra con total crudeza el mundillo del extrarradio y sus peculiares personajes, algunos actores como Brad Pitt o Jason Statham clavan su papel. El film no escatima en situaciones algo violentas, propias de toda película con ambientación corrupta, contadas con el humor negro más hilarante.

Lo mejor:

  • El ritmo trepidante de la película.
  • La coordinación y el enlace de las diversas situaciones en las que se ven envueltos los diferentes personajes.
  • Las interpretaciones de un buen reparto.
  • Buenas dosis de humor negro.
  • Los increíbles desenlaces.
  • La banda sonora, repleta de buenas canciones.


Lo peor:

  • Desde un punto de vista sensible, la crudeza de algunas situaciones que rebajan a los personajes al mínimo nivel a punta de coacción. No obstante, todas estas situaciones se contrarrestan con la increíble suerte de algunos personajes y el humor negro de las mismas.

Nota: 8

 

 

American Cuisine (1999) – Comedia, Cocina
Director: Jean-Yves Pitoun. Reparto: Irène Jacob, Jason Lee, Eddy Mitchell, Thibault de Montalembert, Isabelle Petit-Jacques, Lyès Salem […]

¿De qué va? Cualquier cocinero que se precie sueña con poseer el mismo talento que el mayor genio culinario de Francia, Luois Boyer, pero sólo alguien tan atrevido como Loren Collins podría soñar con compartir fogones con él. En principio su sueño tiene todos los puntos para seguir siendo sólo eso: un sueño. Primero porque no ha estudiado en ninguna escuela “fina” de cocina; segundo porque trabaja para el ejército de los EE. UU.; tercero porque proviene de una familia que se dedica al negocio de las pizzas y, por último, simplemente porque es ciudadano americano. Pero tras una disputa con un oficial del ejército, Loren decide llevar a cabo su sueño y, sin un franco en el bolsillo, parte hacia Francia.

Valoración: Hace un par de días, mientras hacía zapping por los canales de cine, me encontré con esta película que me llamó especialmente la atención. “American Cuisine”, no me llamó la atención por su temática o argumento (el cual desconocía completamente), sino por el actor principal, Jason Lee, un actor que muchos desconoceréis pero, si os digo que, es el protagonista de la serie Me llamo Earl, la cosa cambia xD. Nunca había visto ninguna película de este actor así que, con toda la curiosidad del mundo, me dispuse a verla.
Me encontré con una ligera y sutil comedia francesa con temática culinaria en la que un joven cheff , ambicioso y soñador, busca convertirse en todo un maestro de los fogones, como su ídolo Luois Boyer; un excéntrico , duro y exigente genio con mucha experiencia. La película plantea constantemente diversos problemas que el legendario cheff plantea al ambicioso aprendiz, algunas situaciones alcanzan el drama pero siempre con un sutil toque de comedia. Además de los problemas que el exigente cocinero plantea, el maestro y el aprendiz deberán hacer frente a los muchos y serios problemas que el reputado restaurante afronta. Una película interesante sobre la superación, la mentalidad de las genialidades más disparatadas, sutil humor francés y tintes románticos. No es una película taquillera de primera fila, ni mucho menos, pero es una buena opción (normalilla) para entretenerse y pasar una tarde de domingo.

Lo mejor:

  • La actuación de Jason Lee y Eddy Mitchell.
  • La ambición y superación que esta historia desprende.

Lo peor:

  • Es una película normalilla, sin aspectos destacables.
  • Se podrían haber pulido más algunos aspectos.

Nota: 6